“Me gusta tu cara. Tu cara en este momento.”

 

-Es una carta. Una carta que te he escrito. Léela. Bueno, quiero decir, no la leas ahora.

-¿Me has escrito una carta?

-Sí. Iba a escribirte un email pero he preferido escribirte así. Es una mierda de carta. Seguramente es ilegible, no vas a entender nada. Un poco lo que te digo es que te quiero. Mucho. No te rías, es verdad. Es un poco lo que te digo en la carta. Creo que si te sigo queriendo a estas alturas, pues, tengo que decírtelo. Además creo que tengo que decírtelo ahora. No sé si es el momento oportuno, si es el momento adecuado. Quiero decir… no sé muy bien como estás tú si tienes novio o te gusta otro. Tampoco lo he pensado mucho. Ni si quiera te digo que volvamos, solo te digo lo que me pasa porque quiero que lo sepas. Creo que tengo que decirte todas las cosas que no te he dicho este tiempo. Fíjate, cuando rompimos ni siquiera me atreví a decirte que te querría. Y no sé como lo ves tú ahora pero creo que cuando rompimos hicimos bien. Seguramente era lo único que podíamos hacer, éramos jóvenes y llevábamos muchos años y nada, ahora seguimos siendo jóvenes y no ha pasado mucho tiempo pero no sé, es distinto. Es verdad que nos quedan muchas cosas que vivir y no sé qué cosas son pero no sé, no quiero que mi vida esté condicionada por las cosas que supuestamente tenga que vivir. Es que no sé quien ha decidido esto ni porqué. Ya no quiero pensar más en lo que me estoy perdiendo. Nos podemos pasar la vida pensando que nos gustaría estar en otra parte pero esto es pura arrogancia, solo te hace ser infeliz y vivir en una frustración permanente. Ya no quiero ver la vida así. Me gustaría ser más feliz y disfrutar más lo que tengo. Empezar por ahí al menos. Sé que te quiero y que estoy muy enamorado. Esto siempre lo he sabido pero cuando lo dejamos pensé que me podía permitir desperdiciar esto. Pensaba que podía permitirme renunciar a ti por otras cosas que no tengo ni idea de los que son y yo solo se que quiero estar aquí ahora y que te quiero y que estoy muy enamorado de ti.

-Ya, si eso ya me lo has dicho.

-Ya, ya lo sé que te lo he dicho pero es que llevaba mucho tiempo sin decírtelo y me gustaría decírtelo más veces. Me gustaría estar contigo más y quererte mejor que antes. Y si tú no quieres pues me joderé claro. Tu vida por un lado y yo haré la mía por el otro. Hombre seria una putada. Seria una putada pero no creo que seas la única tía en el mundo. Se que hay muchas mujeres que me podrían gustar. Mujeres de las que me podría enamorar. Seguramente también habrá más tíos por ahí, tíos de los que te podrías enamorar. Que seguramente se enamorarían de ti los muy cabrones. Tampoco es nostalgia. Me acuerdo de los momentos difíciles, de los malos rollos que tuvimos. Si volvemos ha empezar lo tendremos como todas las parejas pero no sé, no quiero pensar en esto ahora. Estoy aquí diciéndote esto. Estoy feliz aquí, ahora. Me gusta tu cara. Tu cara en este momento. Y este parque, con esta luz. Ahora. Quiero estar aquí ahora. Ni cinco minutos antes, ni cinco minutos después.

 


Direcció Jonás Trueba Guió Jonás Trueba i Daniel Gascón Ella Bárbara Lennie

 

Aleix. Costa
Escribo. Periodista cultural. Feminista.

Leave a Comment